NO TENGAS NADA EN LAS MANOS de Fernando Pessoa

|| Comparte conocimiento || @NuminaBlog ||

Para leer en momentos de incertidumbre, este poema de Fernando Pessoa, nos recuerda que al final, la existencia sigue su propio camino. No tengas nada en las manos.

No tengas nada en las manos
ni una memoria en el alma.

Que cuando pongan en tus manos el último óbolo,
al abrirlas nada caiga de ellas.

¿Qué trono te quieren dar
que Átropos no te quite?

¿Qué laurel que no se marchite
en los arbitrios de Minos?

¿Qué horas que no te reduzcan
a la sombra que serás

cuando de noche estés
al fin del camino?

Toma las flores, pero suéltalas
apenas miradas.

Siéntate al sol. Abdica
y sé rey de ti mismo.

Poema de Fernando Pessoa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.