LA EXPERIENCIA NUMINOSA

|| Comparte conocimiento || @NuminaBlog ||

El más allá se abrió para el hombre con la experiencia numinosa. Así le fue revelada a la humanidad la insuficiencia del orden cotidiano, de la  rutina de la vida y la existencia de un mundo sobrenatural.

La experiencia numinosa.

Este sería, en principio, el sentido fundamental de toda religión como tensión hacia lo que Heidegger llamó “el Ser” que lleva a descubrir otro sentido en el mundo.

La presencia de lo sagrado es una experiencia numinosa.

El filósofo y teólogo Rudolph Otto (1.867-1.934), en su libro “Lo Santo” expone una teoría para explicar la relación del hombre con lo sagrado.

En lugar de estudiar las ideas de Dios y de religión, Otto analizó las modalidades de la experiencia religiosa, descomponiéndolas en tres fuerzas fundamentales: lo terrible de la divinidad, es decir su comprensión como “mysterium tremendum” que implica una dinámica de atracción-repulsión traducida en gestos de humildad, invocación, recogimiento y exaltación, “la magestas de Dios”, el entendimiento de su inaccesibilidad, frente al cual el hombre experimenta un sentimiento de dependencia y de aniquilamiento del yo, y por último, la energía, “la mobilitas Dei”, el Dios vivo, pleno de actividad cuyo abrasador fuego amoroso invita al hombre a unirse con él, a representarlo, a instaurar un ritual, a configurar un culto.

Otto designa todas estas experiencias como numinosas (numen=dios) que constituirían la forma primera y más auténtica de la vivencia religiosa.

Así, la relación del hombre con lo sagrado no se habría establecido originariamente en los niveles racionales ni conscientes sino se enraizarían aún más profundamente, en su vida anímica y prerreflexiva.

En un impulso primordial, el hombre se puso en contacto con esta categoría primigenia de lo sagrado, lo numinoso, que dio nacimiento al mito, a la utopía, al mesianismo, al arte, a la fiesta.

Desde sus orígenes, la fiesta ha estado pues, ligada indisolublemente a la sensibilidad de lo numinoso y por ende a la religión de lo cual lo numinoso es la experiencia interior primera.

Por Lic. Susana Stacco

Acerca de NUMINA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.