fbpx

El Mundo Moderno    

Nuestro mundo moderno es en todos sus accionares, a veces incoherentes, la puesta en escena de lo que el filósofo René Guénon llamó el Reino de la Cantidad.
|| Comparte conocimiento || @NuminaBlog ||

El Reino de la Cantidad significa no ver la realidad en su aspecto significativo, cualitativo sino cuantificador.

La ciencia con su enorme desarrollo mira siempre el ser de acuerdo al principio de cantidad que es descriptivo, para que haya cualidad tiene que haber una dimensión filosófica, una dimensión de otro tipo de pensamiento.

Lo que predomina desde la modernidad, (siglos XVII, XVIII, XIX), es la mentalidad que ha permitido el desarrollo de la ciencia y la tecnología pero, que a su vez, ha obturado otras capacidades cognitivas reduciendo la realidad al ámbito de lo denotativo.

El ámbito de lo denotativo es el nivel en el cual se describe lo que sucede, el estado de cosas, es el nivel fenoménico, nivel descriptivo en el que se utiliza un discurso denotativo, un discurso que nombra, precisa, describe a través de signos lingüísticos. La función cognitiva que predomina es el razonamiento que tiene sus leyes y sus principios.

Esta visión que impera en el mundo moderno es una visión lógica, intelectual, racional de la existencia.

La concepción de la razón como facultad humana para entender el mundo surge en el contexto de Occidente con la cultura griega antigua, y surge puntualmente a partir de un lento proceso de transición que podemos situar entre los siglos VI y V antes de Cristo, momento en el cual surge una constelación de pensadores llamados presocráticos.

En este comienzo embrionario del pensamiento racional se va perdiendo lentamente la relación con el Cosmos, el sentimiento de pertenencia a un orden divino del mundo, un orden de índole no humana.

Todo lo que era el discurso mitológico-simbólico va a ser desplazado por un discurso racional autosuficiente. La razón va a ser la facultad humana que puede explicar la estructura racional de la realidad.

Aristóteles es tal vez el primer pensador de Occidente que ya de manera rigurosa piensa el mundo como un universo de significados racionales.

Ya no queda lugar para los símbolos, para los mitos, para la imaginación simbólica.  Ahora solo la razón, la lógica, un pensamiento científico explica el mundo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: